¿Cómo evitar el soroche?

¿Cómo evitar el soroche?

Una de las mayores preocupaciones cuando se va a visitar la sierra peruana es, sin duda alguna, el caer presa de las garras del terrible soroche. Es preciso tener en cuenta unos simples pasos para evitar el soroche. Quien nunca haya estado en Perú quizá se pregunte: ¿Qué es el soroche? El soroche es una afección pasajera producida por la mala aclimatación a las condiciones presentes en las grandes alturas peruanas. Cada persona es única y los síntomas que cada uno puede presentar son variados. Son comunes las náuseas, mareos, dolores de cabeza, malestar general similar al de una gripe, pérdida del equilibrio, desmayos, palpitaciones cardiacas, fiebre, presión alta o baja. Todo esto puede presentarse tanto por separado como en conjunto.

¿Es grave el padecer de soroche?

Tanto como grave no. Es serio en el sentido de que a nadie le gustaría padecer ninguno de sus síntomas, desperdiciando en cama tiempo valioso de nuestro viaje de vacaciones o negocios. Hay que recordar que al ser algo pasajero el soroche exigirá de nosotros dos o tres días, en el peor de los casos, para que volvamos a estar en plena forma. En este tiempo podríamos haber hecho un City Tour muy completo, visitar monumentos arqueológicos extensos, y hasta escalar uno que otro nevado cercano. Quizá hasta lo hayamos programado de esa manera, convirtiendo así nuestro idílico viaje en un muy mal recuerdo. Entonces con esto podemos hacernos una clara idea de lo que este temido mal podría significar para nosotros.

¿Qué origina el soroche?

Como mencionaba líneas más arriba, esta afección tiene como origen la mala aclimatación a las alturas. Con ciudades, vestigios arqueológicos, parques naturales y nevados que sobrepasan con tranquilidad los dos mil metros sobre el nivel del mar, a veces hasta cuatro mil, Perú cuenta con innumerables lugares con vistas impresionantes donde el soroche podría estar aguardándonos con los brazos abiertos. La baja presión atmosférica, la menor fuerza gravitatoria, el escaso oxígeno presente, el frío extremo y la intensa luminosidad solar pueden hacernos una mala jugada.

¿Cómo evitar el soroche?

Para empezar hay que ser conscientes que no todas las personas lo sufren necesariamente. Si estamos muy acostumbrados a visitar lugares muy elevados, si hemos viajado antes a la sierra peruana o si tenemos una excelente constitución física nuestras probabilidades de padecerlo se reducen drásticamente. Sin embargo si somos niños, adultos mayores, padecemos de presión baja o alta, estamos en estado de gestación o es nuestro primer viaje a la sierra peruana; es posible que suframos algún malestar.

Afortunadamente es bastante fácil prevenir la aparición del soroche. En primer lugar, antes de viajar, debemos acercarnos a una farmacia e indicar que viajaremos a la sierra, la duración del trayecto (esto nos lo indican en la agencia de viajes) y solicitar algo que prevenga las náuseas así como demás malestares estomacales (si estamos gestando es necesario indicarlo). Esto debido a que un mal viaje es la puerta de entrada del soroche.

Al llegar a nuestro destino es muy importante dormir o descansar un par de horas antes de iniciar cualquier actividad. El descanso permite a nuestro cuerpo recuperarse del estrés del viaje, mientras nuestro organismo aprende a enfrentar las nuevas condiciones que se le presentan. Solicitemos al hotel, o al restaurante donde nos encontremos, una infusión de hojas de coca o simplemente un mate de coca; como se le conoce coloquialmente. Este es un poderoso reconstituyente que nos ayudará a evitar en casi un ochenta por ciento la aparición del soroche, siempre que no hagamos desarreglos claro. Los antiguos pobladores de las épocas precolombinas masticaban las hojas de coca para evitar este mal y con el fin de aumentar su rendimiento frente a las arduas labores andinas.

No debemos correr y evitemos realizar movimientos bruscos los primeros días de nuestra estadía en la sierra. El poco oxígeno que ingresará a nuestros pulmones será insuficiente si forzamos nuestro cuerpo innecesariamente, esto conllevará a un posible desvanecimiento que podría promover la aparición de otros síntomas nada agradables. Recuerdo ver a una amiga correr nada más bajar del bus para tomarse una foto con nosotros, tan sólo para perder el conocimiento tras cuatro zancadas.

Beber abundantes líquidos tibios es otro punto importante al momento de evitar el soroche. No importa si se trata de agua, una bebida hidratante, infusiones o hasta caldo; lo que interesa es consumir alrededor de dos o tres litros diariamente, de forma espaciada. Un buen método es comprar, en una tienda de abarrotes o supermercado, un pequeño paquete de infusiones de coca y cargar un termo con nuestro mate de coca endulzado al gusto.

Una última recomendación sería la de llevar cubierta nuestra cabeza. Al estar a tanta altitud las radiaciones solares son más fuertes; así que, además de un buen bloqueador solar, sería bueno contar con una gorra que nos protegiera adecuadamente. O si lo preferimos podemos aprovechar la ocasión para adquirir un bonito chuyo tejido a mano por alguno de los muchos artesanos que encontraremos en las principales ciudades de la sierra peruana.

Me descuidé y me dio soroche. ¿Ahora que hago?

Bueno puede suceder. Nos emocionamos tanto que olvidamos las recomendaciones y nos lanzamos a la aventura desprevenidos. En primer lugar evalúa que tan mal te sientes. Si es algo leve puede que un simple mate de coca te alivie la mayor parte del malestar. Luego ve a la farmacia y pide algo para el síntoma específico que presentas. Toma las cosas con calma, hidrátate y no te expongas al sol innecesariamente. Si los síntomas son serios o se presentan en conjunto acude a un centro de salud y pide al médico de turno que te ausculte a conciencia. Permanece en cama hasta que te sientas bastante repuesto e intenta cumplir las indicaciones del doctor a carta cabal. No desesperes se trata de un mal pasajero y mientras más reposes, más rápido estarás como nuevo.

Espero que esta información sea de utilidad a todo aquel que desee viajar a Perú para visitar la sierra y sus innumerables atractivos turísticos. Con un poco de atención e ingenio podemos evitar el soroche, disfrutando así de un viaje realmente agradable.

Foto Alexandre Normand

Authored by: Carlitos Fox

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *